Miércoles, 30 01 2019
1 - 2 min
Producción y trabajo

Nuevo tambo de UTEC en Nueva Helvecia, Colonia

La Universidad Tecnológica del Uruguay (UTEC) invirtió 400.000 dólares para la instalación de un tambo de última generación en Nueva Helvecia. 
Nuevo tambo de UTEC en Nueva Helvecia, Colonia Imagen 1

En febrero se inaugurará un nuevo tambo para quienes estudian Tecnólogo en Manejo de Sistemas de Producción Lechera en la Universidad Tecnológica del Uruguay (UTEC). El contará con equipamiento de última generación, que mejorará el proceso y las condiciones laborales de los estudiantes, al mismo tiempo que optimizará la gestión de la información del rodeo lechero.

Las nuevas instalaciones contarán con una máquina de ordeñe con capacidad para 12 vacas y tecnología para la gestión de datos de los rodeos lecheros. Los estudiantes podrán controlar a través un software especial, los procesos biológicos, como la reproducción, la rumia de los animales y la calidad de la leche a través de su conductividad eléctrica.

El proyecto incluye la gestión de los efluentes del tambo, gracias al trabajo conjunto con el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), las facultades de Agronomía y Veterinaria y la Escuela de Lechería. Bajo el concepto de economía circular, se utilizarán los efluentes como nutrientes naturales y se gestionará la fertilización de las chacras.

En el primer semestre del año se sumará la construcción de salones para producción de leche, un área de informática y salas docente y de trabajo en equipo.

Se trata de una importante inversión para la formación de mano de obra en un sector que en los últimos cuatro años registró una baja de la cantidad de productores que remiten a la industria.

La carrera de tecnólogo es una propuesta académica que comenzó en 2015, en conjunto, entre el Consejo de Educación Técnico Profesional (CETP) de la Universidad del Trabajo del Uruguay (UTU) y la Universidad Tecnológica (UTEC). La duración es de dos años y pueden ingresar quienes hayan culminado el bachillerato agrario o 6.° de liceo.

El cupo es limitado. Por generación, acceden unos 20 estudiantes, ya que la modalidad pedagógica de la carrera está vinculada a la realización de todos los procesos operativos del tambo. La propuesta incluye el internado, es decir, que los jóvenes reciben alimentación y pernoctan en el centro y la mayoría de los que egresan trabajan en el sector.