Viernes, 12 02 2021
(Tiempo estimado: 2 - 3 minutos)

133.095 firmas en 45 días

133.095 firmas en 45 días Imagen 1

Hace apenas 45 días comenzamos la tarea de mejorar la calidad democrática en nuestro país. Calidad que se vio comprometida con la aprobación de la Ley de Urgente Consideración, una Ley que agrupa una multiplicidad de temas que merecen otro tratamiento que no sea el de un mecanismo relámpago que le restó calidad democrática al debate parlamentario y dificultó el análisis, debate y posicionamiento de las organizaciones sociales. Siendo aún más grave, porque la misma se presentó en un complejo contexto sanitario y económico -sin precedentes en la historia de la humanidad- con duras consecuencias para el país y los sectores más desfavorecidos.

Al día de hoy confirmamos la necesidad del debate, evidenciada en el entusiasmo que la campaña de recolección de firmas despertó de inmediato en amplios sectores de la sociedad.

Es tiempo de un debate profundo, riguroso y plural a lo largo y ancho de todo el Uruguay. Así quedó demostrado el pasado fin de semana cuando más de 100 organizaciones sociales y políticas desplegaron 1.000 puntos de recolección en todo el territorio cumpliendo ampliamente con la primera consigna de alcance nacional: 100.000 FIRMAS. Y aún más, hoy contamos con 133.095 en total.
Y esto fue posible porque miles de uruguayas y uruguayos abrazaron esta causa, haciéndose presente en las ferias, cooperativas, plazas y calles de pueblos y ciudades de nuestro país a lo largo y ancho del territorio.

Hoy, en cada rincón del país se ha comenzado a hablar sobre la oportunidad, las implicancias y la inconveniencia de la reducción del Estado cuando más se lo necesita, del desmantelamiento del rol social de las empresas públicas de la precarización de la vivienda y del debilitamiento de la educación pública.
Todos temas integrados en estos 135 artículos que hemos puesto sobre la mesa para discutir, afectan negativamente la vida de uruguayos y uruguayas. Representan las aristas de un proyecto de ajuste y repliegue del Estado, poniendo en tela de juicio su rol como garante de derechos y olvidando la centralidad que las personas y sus necesidades representan. La democracia hoy vive en cientos de hogares, sedes sindicales, ferias, cooperativas y organizaciones en las que se debate, se intercambia, se recogen firmas, y se reafirma el compromiso con una sociedad más democrática y más justa, reafirmando los derechos de todas y todos.

Transmisión de la conferencia de prensa disponible aquí.