Viernes, 01 06 2018
2 - 3 min

Universalización de la educación media

Mediante modalidad de participación público-privada, se construirán liceos y centros de UTU, en lugares donde no existían. En dos años serán construidos 16 centros de UTU y 42 liceos, mediante participación público-privada
Universalización de la educación media Imagen 1

La educación, entendida como un derecho humano fundamental, constituye una herramienta de democracia y formación ciudadana. Los gobiernos frenteamplistas apuestan a garantizar el acceso universal a la misma enfrentando las brechas de aprendizaje generadas por la desigualdad de oportunidades y condiciones de acceso a la misma.

Con la construcción de estos nuevos locales, la infraestructura educativa estará en condiciones de universalizar la educación media, uno de los principales objetivos de las autoridades nacionales.

Con la presencia del ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Álvaro García, el presidente del Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública Wilson Netto (ANEP) y del vicepresidente de la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND) Germán Benítez, se realizó el lanzamiento del 4º Proyecto de Participación Público Privada en Infraestructura Educativa.

El proyecto comprende el financiamiento, construcción y mantenimiento de 58 centros de educación media en 17 departamentos, que incluyen tanto liceos como centros de UTU. De los 58 centros, de 7 y 12 aulas, 42 serán destinados a liceos y 16 serán destinados a la UTU, con una inversión inicial de entre 120 y 130 millones de dólares y un plazo de 22 años de contrato.

De los 42 liceos de tiempo extendido incluidos en el programa, la mitad serán nuevos institutos. Las autoridades estiman que las obras comenzarán en 2019 y se extenderán dos años.

Wilson Netto destacó el análisis de requerimiento edilicio que se realizó para definir la ubicación de cada local y explicó que los nuevos centros serán instalados en lugares donde no había instituciones de educación media.

En tanto, Germán Benítez sostuvo que la infraestructura “no es un fin en sí mismo", y que debe ser considerada “un medio” para que “45 000 niños y jóvenes se vean beneficiados” y así lograr satisfacer las necesidades “en materia de educación, capacitación, esparcimiento”.

Danilo Astori sostuvo que “esta es una hermosa oportunidad para comprometer al sector privado en transformaciones sociales muy importantes” que abre la posibilidad de “practicar la responsabilidad sociales de que el sector privado se comprometa con los grandes fines y objetivos del país”.

Por su parte, Álvaro García, expresó que este tipo de llamados implica un aprendizaje para los privados, en particular en esta modalidad en la que se comparte el riesgo.

Con la concreción de este proyecto, sumado a los anteriores, se contará con 200 obras en total realizadas mediante la modalidad PPP con una inversión global del entorno de los 300 millones de dólares.

Para el primer llamado, se incluyó obras para construir 44 jardines de infantes y 15 centros CAIF. El segundo sumó 23 escuelas, 9 polos tecnológicos y 10 polideportivos y el tercero permitió la construcción de 15 escuelas y 27 CAIF.

Desde 2005 se han realizado 485 obras en centros educativos. Había 264 liceos y 124 centros de UTU. Hoy, tras este proceso, se incorporarán 115 centros nuevos, a los que se suman los centros que son refaccionados y sustituidos. Si bien el plan original de obras en 2005 totalizaba 439 edificios, se superó la meta y hoy se computan 485 obras.